lunes, 25 de junio de 2012

Booktráiler de la semana: ¡Buenos días, princesa!



He visto que han llegado varias visitas a mi blog buscando la edad recomendada para ¡Buenos días, princesa!, así que me he decidido a hacer esta entrada y poneros el tráiler del libro.

Lo primero que debo decir es que no he leído este libro, por lo que todo lo que escriba serán impresiones, simplemente. Dicho esto, el libro cuenta la historia de un grupo de adolescentes. Seis, para ser exactos: Raúl, Valeria, Elisabet, María, Bruno y Ester (no, no me he equivocado quitando haches, es que desde que Letizia se escribe con zeta, ya vale todo, y como la hache, pobre, es muda…).

El caso es que un par de años atrás estos chicos formaron un grupo: “El club de los incomprendidos”, pues ellos mismos eran bastante peculiares y así se refugiaban los unos en los otros. Sin embargo el tiempo cambia a la gente, y su transcurrir, problemas, amores y esa edad, que es muy mala, pues va alejándolos, aunque ellos no quieran. El libro nos habla de sus penas y alegrías, sus secretos y amores. Lo que todos los adolescentes sienten y padecen, que con la mayoría se podían escribir varios libros. Además, cada personaje posee una personalidad propia y definida, por lo que cada lector podrá identificarse con alguno de los protagonistas.

Recordaremos que el autor, conocido como Blue Jeans, escribió también la popular trilogía que comienza con Canciones para Paula, protagonizada por una joven de 17 años y clasificada como novela juvenil (aunque ahora Planeta le ha ganado la mano a Everest y publica esta nueva novela bajo su sello). Y además cuenta en su currículum con haber colaborado para la revista “Superpop”.

Por tanto, ¿cuál es la edad recomendada para leerlo? Pues lo cierto es que tengo dudas. En principio lo catalogué como novela juvenil. Sin embargo, en algunas librerías lo tienen como literatura general para adultos. Esto, claro, puede preocupar a los padres, por si aparecen en el libro escenas subiditas, imagino. No sé si es el caso, aunque imagino que no (y de todos modos los adolescentes de hoy en día saben latín. No quiero meterme donde no me llaman, pero los padres deberían preocuparse más por la educación sexual que por ocultarles estos temas…). Sea como sea, la propia editorial, que es por lo que deberíamos regirnos, lo cataloga como juvenil, es decir, recomendado para más de 14 años. Que un crío de 14 esté preparado o no para leer las historias propias de la adolescencia dependerá ya de su madurez personal, claro. Y desde luego he visto niñas más pequeñas tan contentas porque acaban de comprárselo.

En resumen, el libro cuenta las andanzas de un grupo de adolescentes, con los problemas propios de la edad, con sus rarezas, con sus emociones… Si las muchachas leen Tengo ganas de ti, que sí que está clasificado como novela para adultos, desde luego creo que, como padres, no hace falta que os preocupéis si leen ésta. Y si eres mayor y te apetece rememorar los viejos tiempos, pues lánzate igual. Un poquito de nostalgia para recordar los tiempos en que no había preocupaciones. Bueno, en realidad, cuando eres adolescente, lo que a los demás les parece que no es una preocupación para ti es un mundo, pero bueno… De hecho, supongo que la clave del éxito de estas novelas es precisamente que conectan con los adolescentes, ofreciéndoles personajes a los que les pasan las cosas que les pasan a ellos, y esto incluso les puede ayudar a superar esta etapa de la vida donde te sientes siempre, en mayor o menor medida, un poco incomprendido.

En cualquier caso, para que os hagáis una idea más aproximada, os dejo un enlace para leer el primer capítulo, y así veis si es adecuado. Al final, por mucho que yo trate de orientaros, vosotros como padres sois los que debéis decidir qué lectura es apropiada para vuestros hijos. Pero no seáis tampoco muy cerrados. Meditad que estos tiempos no son los vuestros, que no debéis medir a vuestros hijos por el rasero de vuestra época, sino de la suya. Y más vale ceder en alguna batalla antes de que la distancia entre padres e hijos se imponga y terminéis perdiendo la guerra.
Puff, ¿qué hago yo, que soy del club de fans de Herodes y no soporto a los críos, dando consejos de super nanny?




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...