miércoles, 6 de enero de 2016

Diario de un librero: Los Reyes







La gente está como loca comprando sus regalos de Reyes. Madre mía, qué jaleo hay estos días en la librería. Bueno, en la librería y en todo: discos, pelis, videojuegos… Pero hombre, por Dios, cómo venís tan tarde a por los regalos, si ya no queda de ná. La gente lleva viniendo desde Noviembre a comprar sus regalos. Así que desde aquí hago un llamamiento: rezagados, no la toméis con los dependientes cuando queráis algo y esté agotado, que ellos no os lo pueden pintar…

Yo desde luego estoy estos días más liado que Paquirrín haciendo ecuaciones diferenciales. No sé ni pa donde tirar. Vas hacia un lado, y ¡zas! Alguien que te pregunta. Para otro, y lo mismo. Parezco una super estrella del porno, requerido por todo el mundo. La gente te coge del brazo como si les fuera la vida en ello. Y total, si no encuentro un puñetero libro, de lo descolocada que está la librería… Telita.


Y luego las colas para pagar. A mí me da hasta miedo acercarme a la caja, porque la gente te mira fatal. Tengo que ir mirando al suelo, porque como establezcas contacto visual, estás perdido. Ya hay alguien cobrando, así que no puedes hacer nada, pero la peña te mira como si fueras capaz de sacar por arte de birlibirloque una caja de la manga y cobrarles sin que tengan que esperar, y no te diera la gana hacerlo. Pero hombre, por Dios, rezagados, pues no haber venido los últimos días. Yo, como llevo sin poder ni salir de la librería, pues tengo mis regalos desde hace un montón, cuando no había colas y quedaban cosas que comprar que no fueran truñacos. Claro.

Y te vienen a estas alturas, con los ojos desorbitados a por PS4 con juegos, packs de pelis de Star Wars, Palmeras en las nieves y Animals Crossings con los portales como si los criáramos en un cuartito ahí al lado. Pues no. No nos nacen. Tenemos el disco de Dvicio, eso sí, que no nos lo compra nadie. A montones. Pero el libro de Yo también leía Súper Pop está agotadísimo, ojito.
Y la gente está muy enfadada. Y te dicen cosas del tipo: ¡¡Pero dame una bolsa con asas!! Señora, no se la voy a dar con tirador...

¡Qué ganas de que pasen estos días!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...